El cambio del bombillo es uno de los trabajos de cerrajería más frecuentes; después de la apertura de puertas, el cambio del bombillo es uno de los casos más comunes para llamar un cerrajero.

Si os preguntáis cuándo es necesario un cambio del bombillo pues la respuesta es que en cada ocasión en que perdamos la llave, se quede atascado un fragmento de llave partida o haya habido un intento de forzar la puerta, pero que no haya dañado la cerradura completa. Nosotros le ofrecemos un análisis y diagnóstico del estado de su cerradura, antes de proseguir con el cambio.

Al perder una llave o quedarse partida dentro de la cerradura, un cambio de bombillo es la solución más práctica, sencilla y económica que un cerrajero puede ofrecerle.

Como bien sabemos, toda cerradura cuenta con un pequeño espacio donde se introduce y gira la llave. Este pequeño espacio, si os fijáis, es un cilindro. Este pequeño cilindro, que representa una pieza separada de la cerradura, es decir, se puede cambiar sin dañar o tener que reemplazar la cerradura completa.

Instalamos todo tipo de bombillos de todas las marcas y modelos

Estos pequeños cilindros vienen en distintos modelos que brindan desde una seguridad mínima estándar hasta complejos sistemas de seguridad que evitan una amplia variedad de posibles violaciones al mecanismo.

Nosotros, no sólo te ofrecemos la experiencia necesaria para cambiar cualquier modelo o marca de bombín, sino que podemos desplazarnos hasta tu domicilio u oficina de manera rápida, evitando las largas horas de espera. Entre los tipos de bombillos más comunes que cambiamos se encuentran:

  • Una entrada con o sin botón
  • Regulares
  • Antibumping
  • Antiganzúa
  • Antitaladro
  • Dos entradas
  • Seguridad
  • Perfil europeo
  • Perfil suizo, etc.
  • De doble embrague
LLAMA AHORA 644 93 29 97